Tratamientos y usos • las infinitas posibilidades de Reiki

Tratamientos con Reiki

EL Reiki restituye, equilibra y desbloquea la energía vital de la persona.

Está comprobado que la mayoría de las enfermedades tienen su origen en desequilibrios y bloqueos en el campo energético del individuo, el Reiki precisamente equilibra y desbloquea la energía vital ayudando a sanar la enfermedad. Reiki es un método que actúa sobre la totalidad del ser, funciona holísticamente, la enfermedad es la parte visible de un sistema desequilibrado, si se armoniza este sistema la enfermedad es curada. El Reiki es una terapia complementaria y en ningún caso sustituye al tratamiento médico. Los tratamientos indicados por el médico, cuando se los acompaña con sesiones de Reiki, son más efectivos y dan resultados más rápidos. El método de Reiki es una herramienta más para lograr salud y bienestar. Hospitales de E.E.U.U., Inglaterra y Alemania poseen gabinetes de Reiki y es una terapia cubierta por las obras sociales.

Los cuerpos sobre los que actúa el Reiki

Durante un tratamiento de Reiki, la energía trabaja sobre cuatro cuerpos principales: el físico, el emocional, el mental y el espiritual; por ello el método de Reiki se constituye como una disciplina holística.

Tipo de enfermedades y dolencias que sana

El Reiki al ser un método holístico ayuda a la sanación de todas las enfermedades y a la corrección de alteraciones mentales y emocionales. A modo de ejemplo, podemos citar dolencias físicas como angina, artritis, bronquitis, cáncer, afecciones cardíacas, diabetes, jaqueca, hepatitis, glaucoma, gripe, hipertensión, impotencia, parálisis, sinusitis, tumores, úlceras, etc; problemas del cuerpo mental como alcoholismo, anorexia y bulimia, drogas, tabaquismo y otros vicios, esquizofrenia, fobias, insiomnio, pérdida de memoria, neurosis, pánico, paranoia, psicosis, etc; o problemas del cuerpo emocional como celos, culpa, desilusión, depresión, desánimo, impaciencia, tristeza, rabia, etc; sobre el cuerpo espiritual la energía Reiki trabaja sobre el trauma y el karma, y para quienes transitan el camino de la superación posibilita el acercamiento a la iluminación.

Reiki contra el estrés

El ser humano inmerso en el mundo moderno sufre constantemente de situaciones que lo tensan, esta tensión conocida como “estrés” ataca el cuerpo y la mente ocasionando un desequilibrio destructivo que termina generalmente en enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud el 90% de las enfermedades tiene alguna relación con el estrés. Reiki ayuda a relajarse por medio de una vibración de ondas finas eliminando el estrés y con él la causa de muchas dolencias.

Otras aplicaciones de Reiki

La energía del universo, precisamente el Reiki, es como un océano y nosotros junto con todo lo que nos rodea estamos inmersos en él. Toda nuestra realidad funciona gracias a esta energía, por lo tanto el uso de ella no es patrimonio exclusivo del ser humano y puede ser aplicada absolutamente en todo lo que nos rodea. Animales, plantas, alimentos, medicinas, objetos, ambientes, situaciones, etc. todo puede ser beneficiado por el Reiki.

Reiki a los animales

Los animales pueden recibir Reiki exactamente igual que los seres humanos. Para aliviarles dolencias, curar heridas, calmarlos, etc. Los animales tienen un sistema energético muy parecido al nuestro, basado en centros de energía, chakras, que se distribuyen a lo largo de la columna vertebral. Son muy sensibles a la energía, muchas veces hay que aplicarles Reiki sin tocarlos y sólo en la cabeza, ya que a veces la sienten y se inquietan. Los animales también pueden recibir Reiki a distancia, en el caso de peces, por ejemplo.

Reiki a las plantas

Las plantas son transmisoras naturales de energía, basta con entrar en un bosque o selva para sentir la energía viva en el aire, si se les aplica Reiki se las ayuda a retener energía para ellas mismas ayudando su fortaleza y crecimiento.

Reiki a los alimentos y el agua

El reikista que tiene el hábito de la cocina puede enriquecer las comidas con la aplicación de Reiki. Si tenemos en cuenta que la via principal de distribución de energía física son los alimentos y a éstos les sumamos energía vital, al ingerirlos estaríamos absorbiendo dos calidades de energía en vez de una. Con el agua pasaría algo parecido que con los cristales, ésta se carga con la energía, al beberla empaparíamos de Reiki todo nuestro organismo.

Reiki a las medicinas

Al aplicar Reiki a las medicinas, éstas adquieren mayor efectividad y minimizan los efectos secundarios no deseados. Si hablamos de medicina homeopática, mejor aún, ya que los medicamentos homeopáticos se basan en energía.

Reiki a objetos

Todos los objetos que nos rodean, están impregnados de la energía de quienes los usan y tocan, aplicándoles Reiki se consigue barrer las energías bajas que contienen sustituyéndolas con la de más alta vibración para beneficiar a quienes los usen.

Reiki a los ambientes

De la misma manera, los ambientes se impregnan con la energía de las personas que los habitan o circulan por ellos, estas energías si son bajas, como las emanadas por odio, envidia, resentimientos, etc. incidirán causando malestar sobre quienes se encuentren en el lugar. Aplicando Reiki, la energía de más alta vibración invadirá el lugar eliminando la otra.

Reiki a situaciones

Una situación es algo que esta ocurriendo, va a ocurrir o ya ocurrió, por ejemplo si estamos en una entrevista de trabajo, si vamos a rendir un examen, o si tuvimos un altercado con alguien y queremos minimizar sus efectos. En el caso de las situaciones es necesario el 2do. nivel de la disciplina y se utiliza la energía para armonizar el momento.

Reiki y los cristales

Los cristales se constituyen como útiles complementarios para la canalización y transmisión de energía. Estos al recibir energía la almacenan para volver a emitirla, actuando como pilas energéticas y como verdaderos canales. Muchos reikistas utilizan cristales para transmitir Reiki, además de sus manos.