Definición y origen • De Japón hacia el mundo

Reiki, definición

Reiki, es una palabra japonesa que significa “energía vital del universo”. Rei significa “Universo” y se refiere al “todo”, al ámbito en el que existe y se manifiesta absolutamente todo. Ki quiere decir “Energia Vital”, es la energía que fluyendo posibilita el funcionamiento de la vida en el sentido mas integral de la palabra.
Por extensión se llama Reiki al sistema creado con el propósito de beneficiarnos con esta energía, es decir, el conjunto de técnicas que conforman este método. El Reiki es la Energía de la creación y por ello es inteligente, omnisciente y onmipresente, es la Energía de más alta vibración. Más allá de los puntos de vista que desde los cuales se someta a juicio el concepto de Reiki, es Energía real, existe, como el calor o la luz y queda librado al entendimiento de cada uno el carácter que pueda adquirir su significado.

Origen del método

Este sistema nace como el “Método Usui de Reiki”, creado por el maestro Mikao Usui (1865-1926). Tiene su origen en la curación con las manos, al igual que la “imposición” que existía de antaño. Lo que lo diferencia de otras técnicas es que no requiere entrenamientos ni prácticas exigentes, ni dones especiales, siendo posible utilizar los beneficios de la energía mediante un único sistema y por cualquier persona sin importar edad ni condición física, para lograr una mejor calidad de vida. Desde la época antigua, tanto en Oriente como en Occidente, se sabía de la misteriosa energía que se irradiaba por las manos. Cuando nos duele la cabeza, el estómago o nos golpeamos, todos colocamos las manos en la parte afectada, como un reflejo. Esto ocurre porque inconscientemente sabemos que irradiamos energía con nuestras manos y esa energía actúa benéficamente en el otro. Pero en estos casos, la energía transmitida es la propia, de este modo se corre el riesgo de disminuir el nivel de la vitalidad del emisor debilitándolo de algún modo, en cambio, en el método de Reiki, al estar el reikista sintonizado con la fuente, es la energía vital del universo la que transmite, no la propia, con esto el transmisor no es perjudicado, sino al contrario, es también energizado con Reiki. Usui Sensei recibió la información y el don necesario para transmitir la energía vital del universo al alcanzar su “satori” (iluminación) en una meditación con ayuno que duró veintiún días, inmediatamente funda su escuela de Reiki, la “Usui Reiki Ryoho Gakkai”, creando la doctrina de Reiki y un sistema de enseñanza, destinado a salvar a los que padecían enfermedades físicas y mentales, a la vez de transmitir la capacidad sanadora a todos los aspirantes y teniendo como objetivo fundamental, el contribuir a la paz, prosperidad y felicidad del hogar, de la sociedad, del estado y del mundo. Después del fallecimiento de Usui Sensei, el Reiki se difundió en los Estados Unidos de América, entrando desde Hawaii con la maestra Hawayo Takata y de allí al mundo occidental. Hoy encontramos escuelas de Reiki y maestros en todo el mundo, como también otros estilos que son evolución del método original de Mikao Usui, tales como Karuna, Tera Mai, Kundalini Reiki, etc. todos con algunas características diferentes pero igualmente efectivos.